Warning: call_user_func_array() expects parameter 1 to be a valid callback, class '' not found in /home/customer/www/kiennoarriesganogana.com/public_html/wp-includes/class-wp-hook.php on line 324
Feliz 2015. Gracias 2014. - Kien No Arriesga No Gana
Seleccionar página
Los días pasan a una velocidad de vértigo y así es como, casi sin darnos cuenta, hemos hecho 3 años en Inglaterra, más tiempo ya del que pasé en Madrid.
Como cada año, me gusta parar mi mundo durante unas horas y analizar lo conseguido en el año que se va, es un ejercicio que me sirve tanto para valorar lo bueno como para aprender de lo malo, y es que, como ya dije en su día, la vorágine del día a día a veces no te permite disfrutar de los éxitos ni ver lo que se te avecina a la vuelta de la esquina, hay que saber levantar la vista a tiempo antes de decidir si es el momento de pisar el acelerador o el freno.
Parecía imposible mejorar lo conseguido en 2013 pero una vez más se han superado mis expectativas. 2014 lo definiría como el año en el que hemos encontramos la “estabilidad” en Inglaterra, una estabilidad que, paradojicamente, sé que será temporal. Sin problemas para manejarnos con el idioma en nuestro día a día y con fuertes conocimientos a nivel laboral que me permiten no sólo asumir con tranquilidad mis responsabilidades en el trabajo, sino seguir creciendo y sentirme valorado, se vive mucho mejor. Es increíble lo fácil que resulta escribir una frase así y lo difícil que ha sido llegar a este punto.
Fue a principios de año cuando decidimos dar el paso de irnos a vivir los dos sólos, decisión que pese a suponer un paso atrás a nivel económico, ha supuesto un paso adelante no sólo en cuanto a nuestra relación, sino también en cuanto a calidad de vida, tranquilidad y felicidad. Pasamos de vivir en una casa a tener un hogar, de pasar tiempo en nuestra habitación a estar tirados en el sofá, de tener una valda en la nevera a una cocina entera para nosotros… No era consciente de cómo una decisión así podría afectar tanto en nuestro día a día. Pese a ser el mismo, los ojos con los que veo Londres ahora son totalmente diferentes, y aunque he disfrutado de todas las etapas, el paso de los años nos pedía un poco de intimidad y de tranquilidad.
Construyendo nuestro hogar
Pero no sólo hemos disfrutado el uno del otro en nuestro nuevo hogar, también hemos aprovechado para descubrir mundo viajando a uno de los países que queríamos conocer desde hace mucho tiempo; Cuba, dónde celebré mi cumpleaños. Hemos pasado tiempo con la familia de sangre (nunca el suficiente), incluyendo sorpresas como la bajada express por el 60 cumpleaños de mi padre, y con la política, con vacaciones incluidas en Canarias para conocer a nuevos miembros. Muchos de vosotros nos habéis visitado, en la lista de 2014 están: mis padres, mi hermana, los padres de Bea. Beita, Juan, Chika y Jaime (Semana Santa). Mi prima Marta y María Luisa también hicieron visita fugaz. Yessi & Antonio (Octubre) y Pablo (Diciembre) – aunque quedáis muchos de vosotros todavía por venir 😉
Navidades en Familia
Hemos entrado en una nueva etapa, la de los 30, que pese a que dicen ser los nuevos 20, biologicamente siguen siendo 30. Las actividades deportivas te cansan, las resacas las sufres mucho más y la toma de decisiones importantes pasan a formar parte de tu día a día. El cuerpo te da señales; pensabas que eras poco flexible o que tenías poco pelo, pero te das cuenta de que hubieras firmado esa situación de por vida. Te duele ver videos de caidas que antes te provocaban la risa, te salen agujetas por ejercicios que antes ni suponían un esfuerzo y te planteas irte a la cama un viernes a la hora a la que antes te planteabas salir de fiesta. No voy a negarlo, los tiempos han cambiado, aunque no por ellos soy menos feliz, ahora valoro otras cosas…
                                         ¿Y tú, que es lo que valoras? ¿Qué te pedirías a los Reyes?
Pero los tiempos no sólo cambian para ti, sino para todos los que te rodean. A pesar de la distancia, compartimos con vosotros los cambios en vuestras vidas, grandes y pequeños; se han producido enlaces, embarazos y nacimientos pero también pérdidas, operaciones y adversidades. El no poder estar ahí para daros un abrazo, invitaros a una cerveza, sacaros una sonrisa o simplemente daros un pequeño empujón cuando hace falta, es algo que duele, algo que parece distanciarnos, aunque, en momentos como este en los que levantas la vista y das un paso atrás, te das cuenta de que, por mucho que pase el tiempo, por muchos kilómetros que nos separen, ambos sabemos que un wasapillo, un skype o un vuelo de ryanair, sirven para demostrar que estos lazos no entienden de distancias. No lo voy a negar, se echa de menos el poder arreglar el mundo cerveza en mano un Lunes cualquiera por la noche, o el dar un paseo y ver como el mismo colgao que antes hacia el polla en la playa ahora hace un castillo de arena con su niño…
                                               Los tiempos han cambiado, nosotros algo también…
A 2015 sólo le pediré una cosa, salud. Porque si tienes salud, tienes todo lo que necesitas para seguir luchando por tus sueños, ya depende de lo fuerte que sueñes y de lo mucho que te esfuerces, y eso amigo, es tu responsabilidad. Sé responsible, sé soñador. Quién sabe, igual luchando puedes ganar una Liga, o hacer casi historia con tu primera Champions League. Igual hasta puede volver tu ídolo al Atleti. ¿Lo mejor de todo? Que soñar es gratis, un plus en tiempos de crisis. Feliz 2015 amigos. Feliz 2015 familia.
Feliz 2015!