Warning: call_user_func_array() expects parameter 1 to be a valid callback, class '' not found in /home/customer/www/kiennoarriesganogana.com/public_html/wp-includes/class-wp-hook.php on line 324
Periscopix: Stay hungry, stay foolish - Kien No Arriesga No Gana
Seleccionar página
Fue una tarde de domingo diferente. Recuperaba la ilusión por aprovechar el día antes de empezar a trabajar, disfrutaba del partido del domingo.  Volvían esos nervios, ese gusanillo en el estómago mientras, miraba el reloj con miedo mientras veía ”Salvados” antes de acostarme. Volvía a desvelarme. Volvía a sentirme vivo.
Como era de esperar no pude conciliar el sueño, necesitaba que llegara ya la hora de levantarme y pasar el mal trago de lo que supone en general el primer día de algo nuevo y concretamente el primer día de trabajo. Como no puedes dormir, te pones a pensar en cómo has llegado hasta ahí y sigo sin comprender cómo he podido entrar en esta empresas. Las dudas de si me echarían el primer día me asaltaban.

Impossible is Nothing. Canción hecha sólo con la boca y la voz
¡¡ No dejar de ver lo que viene en el minuto 3:18!!

Me desperté sin necesidad de esperar la función del despertador. Eran las 9.30 cuando disfrutaba de la vista del London Bridge camino de la oficina. La política de la empresa, rollo Google, me permitía ir en vaqueros, camiseta y tenis, hecho que agradeceré eternamente y que me permite ahorrarme en ropa lo más grande.  Trataba de respirar hondo para tranquilizarme, sabiendo que eso no iba a suceder, al menos quería aparentar no estar nervioso de cara a los demás. Mi madre con un bonito mensaje se encargó de estar presente y tranquilizarme en ese momento (cómo son las madres, siempre están ahí cuando las necesitas).
Entrada de la empresa. La segunda fila es la mía
Esperé a la 9.55 para entrar en la oficina, había llegado el momento que tanto llevaba esperando.  Me recibió la Team Leader de mi equipo que me fue presentando a cada uno de los 44 miembros de la empresa. La oficina es bastante grande, un espacio diáfano, con 4 cuartos de baño a la izquierda y una ducha para que la gente que quiera ir en bici a trabajar pueda ducharse. Cuenta con una cocina totalmente equipada (lavavajillas, neveras, despensa, cafetera, tostadora…) y los lunes llega la compra semanal para que te sirvas y hagas los desayunos gratis todas las mañanas (pan, mantequilla, cereales, leche…). Hay tres salas de reuniones de diferentes tamaños, un sillón de masajes y una sala con “pufs” más casual. Pese a haberse mudado aquí el año pasado, me comentan que he ocupado el último escritorio disponible, estando en negociaciones para conseguir la planta de arriba.
La cocina con la pecera de fondo
Vista general de los escritorios
Sala de Reuniones a la izquierda. Sillón masaje a la derecha.
Tras la ruta por la oficina me invitaron a sentarme en mi mesa donde descubrí que tenía dos ordenadores para mí: una super pantalla y un portátil, así como una de las sillas más cómodas que jamás he probado. No puedo explicar las sensaciones que me recorrían en ese momento… sólo podía sonreir mientras miraba a la pantalla… De entrada ya tenía un e-mail de bienvenida que incluía la agenda de lo que será mi próximo mes: dos o tres trainings cada día de unas dos horas cada uno dada por los directores o team leaders de la empresa sobre todos los aspectos de AdWords, desde lo más general a lo más específico. Tras los trainings tendría que hacer ejercicios a entregar para comprobar que he entendido la materia.
Según la agenda, me tocaba desayunar con el el director,  me llevó a una cafetería cercana, me dio el manual de bienvenida y me explicó la historia de la empresa y los entresijos de la misma que me dejaron totalmente enamorado; vacaciones, pensiones, aportaciones no dinerarias… Para finales de este año la empresa se convertirá en la agencia PPC más grande en cuanto a número de personas certificadas de Reino Unido. Con ex-googlers,  gente de Cambridge, Oxford , Yahoo…y ¿yo?… El horario es de 9 a 17.30 donde a las 17.35 tienes que estar fuera porque si no consideran que no eres lo suficientemente productivo. ¡Ya era hora de acabar con los calentasillas de los cojones!
A las 12 volvimos del desayuno, tenía media hora para leerme los apuntes para el primer training que tenía después de comer. Por ser el primer día nos fuimos a comer todo “mi equipo” a una pizzería que habían reservado. La comida, aunque nervioso, fue entretenida. Tuve la oportunidad de hablar con otro chaval enamorado del fútbol que ya me propuso unirme a los partidos de fútbol sala de los martes… ¡qué sería de mí sin el fútbol!
Tras la comida, era hora del training. Un experto en AdWords para mí y otro chaval, dándonos la charla. Debió pensar que soy gilipollas porque no se me quitó la sonrisa de la cara. Debe ser que no estoy acostumbrado a este tipo de empresas pero me sentía como el cateto de pueblo que iba por primera vez a la ciudad. Saber que me pagan por algo por lo que yo pagaría se me hacía raro.
Ventana emergente en mi escritorio por la cara!
Volví a sentarme en mi ordenador y ya tenía 15 mails. ¿Quién coño me va a escribir? Nada, la organización del partido de fútbol ya estaba en marcha…no daba a basto… Me puse a estudiar lo que acababa de ver en el training cuando me saltó una ventana emergente… ¿qué coño he tocado? Nada…es el chat interno de la empresa, la gente dándome la bienvenida. Para cuando volví a mirar la pantalla, tenía una ventana abierta con fotos de gatos… por la cara… ahora sí que la he cagado… esta versión de Windows me va a volver loco… Acto seguido, otra ventana del chat “jajaja, te gustan los gatos? Para que veas lo que se puede hacer desde el chat…” Ya me estaban manipulando el ordenador y quedándose conmigo… De repente otra ventana “Tienes que ser bueno al fútbol, a ver qué haces mañana…”. Empezaba a sentirme parte del equipo.
El resto del día lo pasé aprendiendo el software interno de la empresa, viendo cómo se solicitan las vacaciones, en qué consiste el fin de semana te teambuilding que organizan una vez al año, como se solicitan las citas con el médico, e incluso los perfiles que tienen colgados cada uno en la intranet. Mientras, escuchaba a todos como respondían las llamadas de los clientes en un inglés… nativo… intentaba imaginar cómo respondería yo y no me salían las palabras, hasta me entraba dolor de barriga de pensarlo. Se acercaba el final de un día intenso. Me dieron mi llave para guardar el pórtatil en mi caja fuerte y la llave para poder entrar en la oficina mañana y a las 17.30 me invitaron a salir de la oficina educadamente.
Vuelta a casa
Salí de allí como si de un sueño se tratara aunque agobiado. Paseé hasta el metro disfrutando de las vistas mientras hablaba con Bea para compartir la experiencia. Sé que lo que se me avecina no va a ser sencillo. Muchos trainings en inglés, muchos trabajos que hacer y mucha responsabilidad para poder superar estos tres meses de prueba. Todo un reto por delante al que me muero de ganas de enfrentarme.
Es complicado averiguar en esta vida lo que uno quiere hacer. Recuerdo que yo iba para pediatra cuando hacía el bachiller de ciencias con 17 añitos. Lamentablemente estamos en un mundo donde la inflación ha llegado hasta a la educación, en el que  ya no vale con tener carreras, másters, idiomas… Ahora ya puede que te exijan un doctorado. Cuando lo tengas te pedirán 5 años de experiencia, no importa que tengas 25 y todos los títulos del mundo, después ya veremos que se inventan, en esas estamos… todo por 1.000€ que estamos en crisis.
Esta noche, desvelado, me venían a la menta las palabras de Steve Jobs en su conferencia de la Universidad de Standford cuando decía que en ese momento (y no antes), era capaz de mirar atrás y ver los puntos que unían y trazaban lo que había ido haciendo hasta conseguir lo que consiguió, sin saber lógicamente en ese momento el por qué.
Esos dichosos títulos
Stay Hungry. Stay Foolish.

Salvando las distancias, e intentando hacer siempre lo que me ha gustado, por fin puedo decir que he encontrado a lo que me quiero dedicar, voy uniendo los puntos y aunque LADE me pareciera una mierda, los másters un robo y que la carrera de Investigación y Técnicas de Mercado sobraba, han sido la llave que me ha permitido abrir esta puerta. Los problemas entre la UOC y CocaCola con los papeles de las prácticas, me llevaron a Johnson, y Johnson a CofreVIP, donde conseguí dos años y medio de experiencia en departamentos comerciales  que eran lo que exigían para entrar aquí. El año en Dublín y el año en Colchester me dieron el conocimiento del idioma, las prácticas gratuitas en el Colchester Institute me han dado la carta de recomendación de una empresa inglesa que me pedían para entrar. Por último, mi curiosidad sobre AdWords me llevó a estudiar y a prepararme tres exámenes que, según el programa que tengo,  es lo que me piden conseguir en los próximos 12 meses en la empresa.

No sé lo que durará este sueño, sólo sé que he salido del desempleo, que ha salido el sol. Es probable que ni supere el periodo de prueba, pero de momento seguiré la técnica de Simeone de ir partido a partido y el consejo de Steve Jobs: “Stay hungry, stay foolish”

Sale el sol en la oficina del desempleo…